MANO

Estoy sola, como esos números de teléfono pegados en las ventanas. O como el despertador detenido hace años en algún cajón. Estoy tan sola como esta mano que lo escribe. Sola con esta mirada, que me salva de ser muerte antes que cadáver, o ser olvido antes que yo.

©

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LOS BARES DEL DIABLO

(FLORES)